¿Cómo crear una tienda virtual? [Guía definitiva]

¿Sabías que durante el 2020, al inicio de la pandemia en nuestro país, la venta mediante plataformas de ecommerce movió más de 10 millones de soles en sus primeros 7 días?

Impresionante, ¿verdad?

Más impresionante aún es que este crecimiento continuó y continúa a la fecha. De acuerdo a la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat), durante los meses de cuarentena, se facturó 700 millones de soles por ventas en tiendas online.

Por ello, hoy por hoy, es importante para todo emprendimiento el contar con una tienda virtual o ecommerce. Puesto que, una de las consecuencias de la emergencia sanitaria que vivimos a causa del coronavirus, es que necesitamos reducir el contacto entre ciudadanos. Razón por la cual, personas que antes no confiaban en las compras online, ahora lo hacen. Y es ese nuevo escenario con el que tenemos que dialogar.

En esta publicación, te brindaremos algunos alcances para que sepas como crear tu propia tienda online con plataformas amigables. Con mucha paciencia y trabajo tú también puedes lograr tener tu tienda virtual y empezar a vender online ¡ya! Acompáñanos durante los próximos minutos que aquí resolveremos todas tus dudas y te guiaremos paso a paso en cómo diseñar una tienda online con woocommerce y sacarle el máximo provecho.

¿Para qué sirve una tienda online?

via GIPHY

Comencemos por la idea básica:  una tienda online sirve para vender y comprar productos o servicios a través de internet. Además, a través de esta, las personas podrán conocer tus productos y servicios, sin necesidad de ir hasta tu tienda física, lo cual es beneficios en un contexto como el que vivimos. ¿Por qué? Porque te permitirá no depender únicamente de las ventas presenciales; y, por el contrario, te guiará hacia un mercado que cada vez cobra mayor relevancia en nuestro país: el comercio electrónico.

Pero antes de decirte cómo crear tu plataforma de ecommerce o tienda online, mencionemos primero los beneficios:

Beneficios de crear una tienda online

  • Incremento exponencial de clientes: Uno de los principales beneficios es que puedes abarcar un mercado más grande. Incluso, llegar a personas de todo el mundo (si es que cuentas con la logística para sostener esto). No hay barreras geográficas. Un gran ejemplo de esto son las startups. 
  • Fácil proceso de compra: Al ser completamente digital, tus usuarios solo requerirán de una tarjeta de crédito o débito para efectuar ellos mismos la compra en cuestión de segundos.
  • Utiliza tu tienda virtual como un catálogo: Con las fotos en alta calidad y un copy persuasivo, puedes organizar tus productos de la forma más dinámica que se te ocurra. De modo que tus usuarios podrán saber qué es lo que tienes en stock con una sola mirada.
  • Reducción de costos: Al contar con una tienda virtual, puedes omitir el pago en servicio de alquiler de tienda, de una persona encargada de ventas y los costos de luz e internet. Por el contrario, los costos por los que debes preocuparte son los de pagar por la plataforma de ecommerce que utilices; y, de ser necesario, por los medios de pago.
  • Precio de marketing y publicidad accesible: Dado que es una tienda virtual, puedes realizar campañas de publicidad y marketing en redes sociales o mediante Google Ads con la ayuda de un experto en la materia y con un presupuesto pequeño.
  • Interactividad: El crear tu tienda virtual te ayuda a generar comunidad con tus clientes, ya sea mediante la suscripción o creación de perfiles en tu web. Además, te da la oportunidad de acceder a información detallada del cliente: de dónde llega, cómo busca, cuánto tiempo permanece en tu web; esto hace que puedas conocer a tu usuario y puedas ofrecerle un servicio más personalizado.
  • Flexibilidad: Puedes realizar ajustes inmediatos si ves que algo no está funcionando o simplemente para adaptarte a los cambios del mercado.

Pasos para crear una tienda virtual 

via GIPHY

Ahora que ya hemos hablado de los beneficios de crear una tienda virtual, procedamos con la parte que más nos interesa: cómo hacerlo, qué alternativas existen para hacerlo y cuáles son las más recomendadas.

Paso #1: Elige un dominio 

Uno de los primeros pasos al iniciar tu proyecto web será registrar un dominio. Pero, ¿qué son y para qué sirven? Un dominio sería el nombre exclusivo que le asignes a tu página web en internet y te es útil para posicionarte junto a tu nombre de marca dentro de los buscadores. Por ejemplo, en el caso de empresas como Saga Falabella, su dominio es falabella.com.pe 

Pero, ojo, no es elegir un nombre y ya. Es importante que si recién empiezas, te tomes el tiempo de elegir un buen nombre, pero sobre todo te asegures que esté disponible. Si tienes tu marca registrada, será mucho más fácil. 

Gracias al dominio tus clientes podrán buscarte fácilmente en internet y acceder a tu contenido. Recomendaciones:

  • Elige un dominio que sea atractivo y fácil de recordar.
  • Verificar marca registradas: Para evitar cualquier problema legal es mejor no elegir un dominio similar a marcas populares.
  • Si está en tus posibilidades (será un coste adicional), compra tanto el dominio ‘.com’ como el dominio de tu país ‘.pe’ en nuestro caso. Esto te asegurará de proteger tu marca frente a la competencia.
  • Piensa en el futuro: Ojo que los sitios webs y los dominios son una inversión a largo plazo. Por lo tanto, elegir un nombre de momento podría no ser la mejor decisión. 

Paso #2: Elige un servicio de hosting 

via GIPHY

También conocido como alojamiento web, este será el espacio que ocupe tu tienda en el mundo online. En otras palabras, cuando te suscribes a un servicio de hosting, ‘alquilas’ un espacio en un servidor (equipo en el cual se alojan los sitios o aplicaciones web) donde puedes almacenar archivos y datos necesarios para que la web funcione.

Entre otras cosas, tu proveedor de hosting es el responsable de mantener el servidor en funcionamiento, protegerlo de ataques, garantizar una compra segura. Además, estas también incluyen el software de carrito de compras, soporte de bases de datos, servicios de procesamiento de pagos, entre otras funciones.

Paso #3: Elige la  plataforma de ecommerce que más te convenga

Hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de plataforma de ecommerce. Por lo cual, solo hace falta conocerlas y definir cuál se ajusta a tus intereses y al equipo con el que cuentas: 

  • Plataforma de tiendas online como Prestashop, WordPress o Woocommerce, te ofrecen la posibilidad de crear de manera rápida y sencilla tu tienda online. Aquí, si bien puedes modificarlas a tu gusto, tienen ciertos límites y restricciones comparado con una página desarrollada a medida . 
  • Plataformas desarrolladas a medida. A comparación de la anterior, esta opción implica un mayor coste y tiempo. Estas pueden ser desarrolladas por un desarrollador Web y los presupuestos mínimos oscilan desde $1,500 USD. Y si bien, estas ofrecen la facilidad de modificar tu plataforma de ecommerce a tu antojo, el costo de realización no es el único que debes cubrir puesto que debido a las constantes actualizaciones, requerirás contar con un equipo de soporte en la modalidad fulltime.
  • Plataformas de Software as a Service (SaaS): Para utilizar estas plataformas, todo lo que debes hacer es contar con acceso a internet. Son las más utilizadas pues no requieren un costo mínimo de realización ni el contar con un equipo de soporte para realizar updates constantemente. A la fecha, son las más utilizadas.

Paso #4: Elige tu plantilla de comercio electrónico

Ahora que ya tienes tu plataforma de tienda online elegida, es momento de prestar atención en cómo imaginas tu tienda: ¿cómo los usuarios navegarían en ella?, ¿qué le atraería a mis clientes?, ¿qué funcionalidades tendrá? 

Contestando estas preguntas podrás elegir una buena plantilla. Ojo, si recién empiezas puedes elegir una plantilla gratuita, pero lo más recomendable es que si quieres una buena presentación de tu tienda, pagues por una. Recuerda que las plantillas gratuitas tienen muchas limitaciones, y podrían traerte uno que otro problema; conste que te lo advertimos. 

Un punto importante en el diseño de la plantilla es que te asegures que el diseño que eliges sea un diseño responsive. ¿Qué es eso? Un diseño responsive es aquel que puede adaptarse a cualquier dispositivo, ya sea a computadoras con grandes monitores hasta celulares, pasando por tablets, entre otras. 

¿Por qué es importante tener un diseño responsive? Porque, sobre todas las cosas, mejora la experiencia del usuario y esto termina beneficiando a tu marca.  Según Google Think Insights, si un usuario tiene una experiencia positiva con tu sitio, la posibilidad de que convierta es de un 67%.

Paso #5: Selecciona tus formas de pago

Seleccionar las formas de pagos es uno de los pasos donde debemos prestar mucha atención ya que si el cliente no se siente seguro pagando, no podrá finalizar la transacción. Es importante ofrecer al usuario la mayor cantidad de opciones de pago para que se le pueda hacer fácil el proceso. 

Una pasarela de pago es un servicio que te provee pagos electrónicos de forma segura y eficaz, y así como en la tienda online, también puede estar presente en la tienda física. Hoy en día, las pasarelas de pagos más conocidas son Paypal y Stripe. También está la opción Amazon Pay

Paso #6: Prepara tus los requisitos legales 

Crear una tienda online es un proyecto atractivo y apasionante pero, como dijimos en un comienzo, debemos asegurarnos de cumplir todos los requisitos legales que requiere. De no hacerlo, nos podría llegar una multa considerable.

Recomendaciones: 

  • Registra tu marca. Con el registro no solo impedirás que terceros utilicen tu marca, sino que estarás protegiendo legalmente el trabajo y dinero invertido en tu negocio.
  • Usa contenido propio y no copies de tus ‘vecinos’.
  • Cuida a tus clientes. Los derechos de los clientes también valen en internet. Asegúrate de que los siguientes aspectos estén claramente establecidos en tu tienda virtual:
    • Plazos de entrega.
    • Medios de pago.
    • Modalidades de envío.
  • Cuenta con reglas claras. Pon a disposición de los clientes los términos y condiciones, políticas de privacidad, entre otros. 

Paso #7: Sube contenido de tus productos 

ecommerce tienda virtual

Pues bien, es momento de dejar florecer nuestra creatividad y empezar a subir contenido de nuestros productos o servicios. 

No olvides que las descripciones son un punto muy valorado en los clientes. Cuéntales cómo funciona tu producto o servicio, que agregados tiene, que pueden hacer con él, entre otras cosas. 

El texto y las fotos deben ser muy atractivos para el usuario, de esta manera este se podrá enamorar de tu producto o servicio. Una recomendación es que las imágenes sean de buena calidad. Si vas a tomar las fotos tú mismo, asegúrate de contar con la luz suficiente, de tener un buen ángulo y sobre todo, que la foto del producto logre conectar con el cliente. 

Paso #8: Crea una estrategia digital para tu tienda online

  • Determina en qué páginas o redes sociales se mueve tu público para poder invertir sabiamente en publicidad. 
  • Utiliza material audiovisual, fotos, y sé lo más creativo posible. 
  • Estudia a tus clientes para poder conocer qué ofrecerles y cómo ofrecerles. Esto te llevará a brindar un mejor servicio y formar un lazo entre cliente y empresa. 
  • Realiza seguimiento constante a los resultados y datos que arrojen todas las acciones de mercadeo, analízalos y plantea mejoras.
  • Mantén actualizada tu tienda virtual en cuanto a productos disponibles, métodos de pago, formas de envío y experiencia del usuario.

Como habrás visto hasta ahora, el contar con una tienda virtual implica conocer bien tu producto, al equipo con el que trabajas y el costo que te tomará implementarla y mantenerla activa. Definido ello, podrás tomar la decisión más conveniente al momento de animarte a lanzar tu propia plataforma de ecommerce. 

¡Suerte!

Author avatar
Pamela Adco
Redactora de Marketing Digital.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *